El Rey emérito Don Juan Carlos abandonará el país de forma inmediata

El Rey emérito Don Juan Carlos abandonará el país, ha anunciado el palacio real, semanas después de que se le relacionara con una investigación por presunta corrupción.

Juan Carlos, de 82 años, hizo el anuncio en una carta a su hijo, Felipe, a quien entregó el poder hace seis años.

Dijo que estaría disponible si los fiscales necesitaban entrevistarlo.

En junio, la Corte Suprema de España abrió una investigación sobre la presunta participación de Juan Carlos en un contrato de tren de alta velocidad en Arabia Saudita.

No quedó claro de inmediato cuándo saldría el ex monarca de España y dónde residiría.

Juan Carlos abdicó en 2014, después de casi 40 años como rey, a raíz de una investigación por corrupción que involucraba al marido de su hija y un controvertido viaje de caza de elefantes que el monarca realizó durante la crisis financiera de España.

¿Qué decía la carta?

En la carta, el ex monarca escribió que tomaba la decisión «ante las repercusiones públicas que ciertos acontecimientos pasados en mi vida privada están generando» y con la esperanza de permitir a su hijo llevar a cabo sus funciones como rey con «tranquilidad».

«Guiado por la convicción de servir mejor al pueblo de España, a sus instituciones y a vos como rey, os comunico mi decisión en este momento de abandonar España.

«Una decisión que tomo con profunda emoción pero con gran serenidad», decía la carta.

El comunicado del palacio de la Zarzuela decía que el rey Felipe VI había transmitido «su profundo respeto y gratitud» a su padre por esta decisión.

En marzo, el Rey Felipe VI renunció a la herencia de su padre. El palacio real también dijo en ese momento que Juan Carlos dejaría de recibir una subvención anual de 194.000 euros (228.000 dólares; 174.520 libras esterlinas).

¿De qué se trata la investigación sobre la corrupción?

El Tribunal Supremo de España ha dicho que pretende establecer la conexión de Juan Carlos con el proyecto saudí después de su abdicación en junio de 2014. En ese momento perdió su inmunidad de enjuiciamiento.

Las empresas españolas ganaron un acuerdo de 6.700 millones de euros (6.000 millones de libras esterlinas) para construir un enlace ferroviario entre la Meca y Medina.

Los funcionarios españoles de la lucha contra la corrupción sospechan que el ex rey mantuvo algunos fondos no declarados en Suiza, y una investigación suiza está en curso.

El gobierno español ha dicho que «la justicia es igual para todos» y que «no interferirá» en la investigación.

Deja un comentario