Dos fuertes explosiones en el puerto de Beirut en medio de una tensa espera del veredicto sobre el asesinato del ex Primer Ministro Hariri

Al menos 27 personas han muerto, aunque las autoridades temen que sean docenas más. Fuentes libanesas dicen que las deflagraciones han ocurrido en un depósito de explosivos en el puerto de la capital

Dos poderosas explosiones golpearon la capital libanesa, Beirut, el martes por la tarde, causando una enorme devastación. Fuentes médicas dijeron a Reuters que hubo al menos 27 muertes. Sin embargo, las autoridades temen docenas de muertes y están haciendo una evaluación inicial de los heridos que podría superar las 2500.

Las fotos publicadas por los medios de comunicación locales y los testigos muestran una primera explosión en un incendio, seguida de una segunda explosión que causa un hongo blanco y una gran onda expansiva. «Parece una bomba nuclear», dijo un testigo.

Fuentes de seguridad dijeron a la Agencia Nacional de Noticias del Líbano (ANN) que las explosiones tuvieron lugar en la zona del puerto de Beirut, concretamente en un almacén de explosivos. Los medios de comunicación locales están difundiendo imágenes de edificios y tiendas dañadas y de personas tendidas en el suelo con sangre bajo los escombros. Este periódico se ha enterado de que las deflagraciones se oyeron a decenas de kilómetros de la capital.

La causa de las explosiones aún no está clara, pero coincide con la tensa espera del veredicto del juicio por el asesinato del ex Primer Ministro libanés Rafiq Hariri en un atentado en febrero de 2005. Otras 20 personas murieron en esa fuerte explosión, incluso en la zona portuaria de Beirut. Tras el asesinato del dirigente político, las Naciones Unidas establecieron un tribunal internacional, el Tribunal Especial para el Líbano. Para fines de esta semana, se espera que dicte sentencia sobre los cuatro acusados, que estaban vinculados al partido Hezbolá, y que fueron juzgados «in absentia».

El grupo chiíta Hezbolá, respaldado por el Irán, que intervino en la guerra de Siria del lado del Presidente Bashar Asad, ha negado sistemáticamente cualquier papel en su muerte y ha señalado al tribunal como un instrumento de los Estados Unidos e Israel.

La crisis económica

La zona portuaria, que concentra hoteles de lujo, zonas de ocio y edificios de oficinas y tiendas, se ha visto inundada de ambulancias, equipos de Defensa Civil, bomberos y fuerzas de seguridad. Muchos heridos están caminando por las calles hacia los hospitales, según los testigos. Entre los heridos hay menores, según la Afp.

Las imágenes difundidas por diversas fuentes muestran a personas gritando por el impacto de las explosiones, que han destrozado ventanas y dañado edificios en un radio de al menos siete kilómetros.

El Líbano ha sido golpeado por la peor crisis económica desde la guerra civil (1975-1990), que se ha visto interrumpida por la depreciación de su moneda. La población está tratando de hacer frente a los efectos cotidianos de la hiperinflación, el aumento espectacular de los precios de los alimentos, los despidos masivos y los cierres de bancos, en medio de un sentimiento de ira social que ha ido en aumento desde que estalló un movimiento de protesta masiva en octubre, sólo mitigado por la pandemia del coronavirus.

Deja un comentario